CARTA ABIERTA

Querida conciencia bloguera:

Hace ya más de 1 año y medio que no escribo en el blog. Sí, lo sé; te he aparcado en doble fila y te he dejado con los intermitentes. Parecía que iba a volver en seguida, pero no ha sido así. Perdóname.

Por suerte, tengo muchas fuentes de inspiración: la educación, las tecnologías, la comunicación, las manualidades, el poder del amor... sí. Sin embargo, últimamente, solo he podido centrarme en desarrollar una faceta poco explotada de mí: el manejo de la incertidumbre.

Por encima de mi pasión por escribir, he tenido que intentar desarrollarme en un campo que nadie nos ha enseñado; en un terreno pantanoso que nadie nos advirtió que existía: el no saber qué va a pasar. Tengo 30 años, y de pequeña he mamado de la cultura del esfuerzo: estudia mucho, esfuérzate, intenta ser la mejor, y tendrás un trabajo fijo. Sí. Ésa era la idea. Pero resulta que no. Con 30 años, 10 años de experiencia, más o menos, una carrera, dos másteres, matriculada en el doctorado... pasado mañana me quedaré otra vez sin trabajo. Y vuelta a empezar: a no saber dónde voy a estar dentro de poco, de intentar demostrar que sí, que soy competente y tengo ganas de aportar.

Nadie nos ha enseñado a manejar lo líquido. Z. Bauman lo ha descrito muy bien en sus libros, pero no ha sido eso lo que nos han enseñado. Lo sólido, lo estable, lo seguro... ése era el plan. Ahora (y creo que va a ser siempre) estoy aprendiendo a manejar la incertidumbre, el caos. Llevo años en esta situación: he aprendido a adaptarme, a valorar todas las oportunidades que me surgen, a aprender de todo lo que acontece. Pero no me acostumbro. Creo que lo que realmente necesito valorar es el no acostumbrarme. ¿Cómo puedo hacer eso? ¿Realmente seré capaz?

En ésas estoy desde hace mucho, y creo que ha sido una de las razones por las que dejé a un lado mi querido blog. Espero retomarlo en cuanto pueda, para aportar en los campos en los que me gustaría seguir investigando y trabajando: la educación, la comunicación y las tecnologías.

Espérame, querida conciencia bloguera. Espero volver pronto.

Un abrazo.

Amaia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CARACTERÍSTICAS DEL PLE

LA IDENTIDAD SOCIAL

LA IMPORTANCIA DEL PLE (Personal Learning Environment)