LA IDENTIDAD DIGITAL: EL PASO A LO PROFESIONAL (II)

Internet es un espacio de comunicación que nos ofrece posibilidades comunicativas nunca hasta ahora vistas. Con los cambio que explica Callejo que “se intuyen como consecuencia de las innovaciones en el sistema de comunicación generadas con la extensión del uso de Internet” (Callejo, 2008: 3), la identidad da el salto al espacio virtual.

La necesidad de la identidad digital lleva implícita la necesidad de la identidad digital profesional. La presencia en Internet se ha hecho imprescindible y el ámbito laboral no es ajeno a este hecho. Necesitamos reflejar nuestra faceta profesional en la red para ser profesionales en ella. Según Sarriegui, “el pomposo nombre de esta tendencia es Identidad Digital Profesional y viene a ser una extensión de uno de los rasgos más interesantes de esta segunda época de la Red: la construcción, últimamente casi compulsiva, del Yo Digital del internauta”.

Es una tendencia, pero es decisión de las propias personas construir la identidad digital profesional. Ante una decisión así, debemos tener claros los objetivos de la identidad digital profesional:
  • Construcción de NetRep: este término hace referencia a la reputación que tenemos en la red. Toda la información [personal o profesional], los comentarios en blogs, las fotos, los vídeos… conforman, junto con nuestra identidad digital, nuestra opinión o consideración pública, nuestro prestigio o estima.
  • Consecución de la valoración profesional: por medio de la identidad digital profesional, podemos realizar aportaciones que reafirmen nuestras capacidades y compartirlas para conseguir reconocimiento. Podemos hacer visibles nuestras acciones y demostrar nuestra valía.
  • Búsqueda de empleo: aunque no es lo habitual, la identidad digital profesional puede equivaler a un curriculum vitae online. Este hecho nos puede facilitar la visibilidad profesional y, de esta manera, acceder a puestos de trabajo inaccesibles por los medios tradicionales.

Sin embargo, conocer los objetivos de la identidad digital profesional no es suficiente para construirla. El proceso de construcción es continuo [exige una verdadera constancia] y son tres los pilares a tener en cuenta: la capacidad de gestión, la actitud asertiva y las herramientas.


En primer lugar, debemos destacar la capacidad de gestión. Nos referimos, sobre todo, a la capacidad de gestión de la información. La gestión debe realizarse en dos niveles: a nivel de contenidos y a nivel de herramientas. Por un lado, es muy importante gestionar la información publicada, ya que es el reflejo del perfil profesional. Al igual que lo hacemos cuando preparamos un curriculum vitae por escrito, cuando publicamos información en una red social profesional o en un blog, debemos ofrecer información coherente y veraz. Por otro lado, hay que destacar la gestión de las herramientas utilizadas. Debemos elegir las herramientas convenientes y mantener la información actualizada en todas ellas.

En segundo lugar, destacaremos la actitud asertiva. Por un lado, subrayamos la asertividad ya que, según la Wikipedia, “suele definirse como un comporta-miento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos”. Este comportamiento es interesante, ya que nos ayuda mucho en la construcción de una NetRep adecuada. Por otro lado, debemos tener una actitud positiva ante lo virtual. En muchos casos, publicar información profesional [y personal] en la red provoca desconfianza y eso, a su vez, resistencia a al cambio. Ser consciente de la presencia de Internet en nuestras vidas y las posibilidades que ello conlleva es una actitud acorde con los tiempos actuales y es imprescindible si queremos ser parte, ya no del futuro, sino de la sociedad actual.

Por último, hablaremos de las herramientas que nos ayudan en la construcción de la identidad digital profesional. En primer lugar, debemos considerar importante tener un perfil en las redes sociales, ya sean profesionales [como LinkedIn, Viadeo…] u horizontales [como Facebook]. Las redes sociales nos ofrecen la oportunidad de realizar contactos interesantes y compartir información interesante. También habilitan la posibilidad de que la gente conozca nuestras inquietudes, intereses y ámbitos en los que nos movemos. Por medio de las herramientas de microblogging [como Twitter] podemos seguir a personas con intereses o inquietudes semejantes a las nuestras o interesantes para nuestro ámbito de una manera más pública. En cierta manera, se asemejan a las redes sociales, pero, debido a generalmente los perfiles son públicos, tenemos opción de seguir los tweets de manera más abierta. Los blogs son otra herramienta a tener en cuenta, ya que nos permiten reflejar en palabras nuestros intereses y nuestra capacidad para desarrollarlos. Indirectamente, los lectores de RSS son otra herramienta importante. Nos posibilitan hacer el seguimiento de blogs interesantes en los que podemos actuar publicando comentarios.


Como conclusión, podemos decir que la identidad digital profesional forma parte de la actualidad laboral. Tenemos herramientas que posibilitan su construcción, pero es imprescindible nuestra gestión de la información, nuestra actitud positiva y nuestra constancia. Al fin y al cabo, construir nuestra identidad digital profesional amplía nuestros horizontes en el ámbito laboral y debemos tomarlo como una oportunidad que nos brinda el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación para ampliar nuestra cobertura laboral.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA IDENTIDAD SOCIAL

CARACTERÍSTICAS DEL PLE

LA IMPORTANCIA DEL PLE (Personal Learning Environment)