8 jun. 2011

¿QUÉ NOS APORTA EL PLE?

Adell nos explica que “es evidente que para que el enfoque del PLE sea positivo, se necesita un aprendiz formado, no alguien que se deje guiar por lo primero que pasa por Internet. Si tú eres un profesional, un docente o un químico, cualquier profesional que tiene sus objetivos personales y profesionales claros, tú te despistas, pero un poco solamente, no te despistas como un joven”. Por lo tanto, si queremos que un PLE nos aporte significativamente, debemos tener claros nuestros objetivos de aprendizaje.

Dicho esto, podemos decir que la mayor aportación del PLE es la gran oportunidad para desarrollarnos y construir nuestro conocimiento. Por un lado, nos aporta la posibilidad de crear nuestra PLN o Personal Learning Network, es decir, nuestra red personal de aprendizaje. Siguiendo con el ejemplo anterior de Juan José de Haro, veremos qué herramientas se utilizan para la construcción de la red personal de aprendizaje.

Como podemos ver en la imagen de la siguiente página, la red personal de aprendizaje es parte del entorno personal de aprendizaje y es la que hace referencia a la comunicación con las personas. Para ello, podemos utilizar herramientas asincrónicas y sincrónicas. Entre las asincrónicas encontramos el correo electrónico, los comentarios en los blogs y, en parte, las redes sociales. Respecto a las herramientas sincrónicas, podemos citar los chats, las herramientas de telefonía IP como Skype y los encuentros profesionales como los eventos o las conferencias.

Adell nos explica otra diferenciación de la comunicación con las personas de la PLN: “con esas personas intercambiamos información de varias maneras: una de ellas es a través de objetos digitales que construimos y compartimos. Así, por ejemplo, si yo escribo una entrada en el blog y tú lees mi entrada, nuestra comunicación no es directa, de persona a persona, sino a través de un objeto que media, un objeto mediador de esa comunicación. La siguiente es la comunicación directa en personas; […] hay espacios, en realidad, en los que podemos comunicarnos: Facebook, las redes sociales, Hi5, LinkedIn o Twitter, más recientemente y de una manera mucho más sorprendente, generan como una especie de ágoras o de foros o de espacios en los que podemos intercambiar información directamente. Ya no nos comunicamos a través de artefactos que construimos y nos dejamos o mandamos, sino que nos comunicamos directamente, utilizando el lenguaje, escrito en muchas ocasiones. Esa comunicación directa preludia también otra en la que compartimos enlaces, experiencias, actividades y cosas que hemos hecho”.


Gracias a todas estas herramientas, tenemos la oportunidad de crear una red de contactos que nos aporta información apropiada y nos ayuda en nuestra construcción del conocimiento. Asimismo, nos ofrece la oportunidad de conocer a más personas que nos aporten más. De esta manera, el PLE en general, y la PLN en concreto, amplían nuestras fuentes de información.

Por otro lado, las fuentes de información pueden ser, además de los contactos,  herramientas y escenarios virtuales que encontremos en Internet. Hay que tomar en cuenta que el manejo de las herramientas y los escenarios virtuales en sí también es una fuente de aprendizaje. Además, hay información muy variada y extensa en diferentes escenarios virtuales, lo cual es también un gran aporte para nuestro aprendizaje.

Finalmente, debemos mencionar otro gran aporte que nos hacen las herramientas que conforman el PLE: la oportunidad de ser emisor/a y receptor/a al mismo tiempo; es decir, ser un EMIREC. O, dicho de otro modo, ser productor/a y consumidor/a de información al mismo tiempo: un prosumer. Adell explica que “un PLE no es simplemente acceder a información, leer lo que otro hace, recibir información. En un PLE se espera, especialmente en todos estos espacios en los que hay intercambio, que participes activamente. Es decir, no sólo que seas un consumidor, sino también un productor de información. Es posible que de un tema determinado en el que te estás formando no sepas mucho y no puedas ayudar mucho; pero, sin duda, colateralmente, surgirán o surgen otros temas donde sí que puedes ayudar”. Indudablemente, es un aporte importante, ya que la oportunidad de ser productor/a o emisor/a de información, hace que nuestro conocimiento y nuestras producciones puedan formar parte del conocimiento de otras personas; en definitiva, aportar a la inteligencia colectiva (concepto acuñado por Lévy).

No hay comentarios:

Publicar un comentario